martes, 2 de abril de 2013

tener en sí la corriente de las cosas

"Mercurio pasando delante del Sol" (1914), Giacomo Balla

Hablando con propiedad,
no el volumen de las cosas, sino su sentimiento y su resonancia en mí:
la resonancia en cuyo extremo está el pensamiento.
Dejarse llevar por las cosas
en vez de fijarse sobre uno cualquiera de sus aspectos aparentes,
en vez de buscar interminablemente definiciones
que sólo nos muestran los pequeños aspectos.
Pero para ello tener en sí la corriente de las cosas,
estar en el nivel de su corriente, en definitiva,
estar en el nivel de la vida
en lugar de que nuestras deplorables circunstancias mentales
nos dejen perpetuamente en el intervalo,
estar en el nivel de los objetos y las cosas,
tener en sí su forma global y su definición al mismo tiempo
y que las localizaciones de tu sustancia pensante
entren en movimiento al mismo tiempo
que su sentimiento y su visión en tí.

Antonin Artaud

No hay comentarios:

Publicar un comentario