viernes, 23 de junio de 2017

Constipation Blues - Screamin' Jay Hawkins


Damas y caballeros, la mayoría de la gente graba canciones sobre el amor, los corazones rotos, la soledad, estar quebrado... nunca nadie fue y grabó una canción sobre el DOLOR REAL.
La banda y yo recién regresamos del Hospital General, donde encontramos a un hombre en la posición adecuada...
A esta canción la nombramos...
Blues del Constipado

Screamin' Jay Hawkins

jueves, 22 de junio de 2017

el demorarse requiere una recolección de sentido

 
El ocio como schola está más allá del trabajo y la inactividad. Es una capacidad especial que debe ser educada. No es una práctica de «relajación» o de «desconexión». El ocio remite al pensar como theorein, como contemplación de la verdad. San Agustín también distingue el ocio (otium) de la inacción pasiva: «En el ocio no le debe entretener y deleitar la ociosidad, sin entender en nada, sino la inquisición, o el llegar a alcanzar la verdad». «Al ocio loable» pertenece «el amor de la verdad». La incapacidad de tener ocio es un signo de apatía. 

El ocio no tiene que ver con no hacer nada, sino que es más bien lo contrario. No está al servicio de la dispersión sino de la reunión. El demorarse requiere una recolección de sentido. 

El aroma del tiempo (el arte de demorarse)

imagen: Katty Hoover

Moanin - Charles Mingus

Charles Mingus

lunes, 5 de junio de 2017

Nature Boy - Nat King Cole



There was a boy
A very strange enchanted boy
They say he wandered very far, very far
Over land and sea
A little shy and sad of eye
But very wise was he

And then one day
A magic day he passed my way
And while we spoke of many things
Fools and kings
This he said to me
The greatest thing you'll ever learn
Is just to love and be loved in return

The greatest thing you'll ever learn
Is just to love and be loved in return

Nat King Cole

jueves, 1 de junio de 2017

la poesía es el lugar donde la palabra no fracasa


¿Por qué la poesía?

—Yo no he podido nunca separar bien lo que es expresión de lo que es comunicación. Cuando leo esos análisis por donde rondan la ensayística, la filosofía o la crítica literaria, que manejan estos lugares ya demasiado comunes, no entiendo bien cómo puede separarse el hecho de la identidad del hecho de la comunidad o integración con una unidad superior. Yo sé, creo saber, que solo no soy nada, que aislado de todo lo que constituye lo que entiendo por realidad no existo. Esto me parece evidente. Nada existe solo. Pero yo no puedo separar eso del hecho de lo que soy dentro de esa totalidad, o sea, mi identidad. Encontré no hace mucho, en un trabajo bastante conmovedor, la idea de que gran parte de la perturbación y la violencia tremenda del momento que vivimos se debe a una crisis del sentimiento de identidad, ya que la gente no puede reconocerse como lo que es o lo que podría ser, no puede reconocerse como parte de una totalidad. Supongo que en algunos momentos de la historia debe haber existido ese sentimiento más que ahora, porque en la actualidad hay una serie de condiciones o de interferencias que lo perturban muy especialmente. Entre las interferencias posibles —hay miles— está la lucha infernal por el éxito, el dinero, el poder y, además, ese factor disolvente de la caridad humana que es la comunicación masiva, a través de los medios que nos abruman cotidianamente.

La soledad sería un deseo, en el fondo, de identidad. Pero entonces, ¿por qué optar por la palabra y no por el silencio?

—Voy a eso. Porque el sentimiento de formar parte de algo mayor que uno es el sentimiento de formar parte de la humanidad, de integrar con otros seres, en la misma situación y el mismo destino, una aventura común. Y la comunicación con esos seres se da, básicamente, a través de la palabra.

Es decir, usted siente que allí la palabra no fracasa.

—Exactamente. La poesía es uno de esos pocos lugares donde la palabra no fracasa. O donde, al menos, puede no fracasar.

¿Hay otros lugares?

—Yo diría que hay solamente otros dos: el amor y la amistad.

¿Por qué?

—Porque también allí la palabra es celebración y coincidencia.


Roberto Juarroz, De Poesía y creación. Diálogos con Guillermo Boido.

fuente:

imagen: Alisa Resnik

domingo, 28 de mayo de 2017

la primera nota no representa el inicio: surge del silencio que la precede - Daniel Barenboim



El sonido no es independiente, no existe por sí mismo, sino que tiene una relación constante e inevitable con el silencio. En ese contexto la primera nota no representa el inicio: surge del silencio que la precede. Si el sonido está relacionado con el silencio, ¿de qué tipo de relación se trata? ¿El sonido domina al silencio o el silencio domina al sonido?
(...)
El último sonido no es el final de la música (...) Por eso es tan perturbador cuando un público entusiasta aplaude antes de que se haya apagado el último sonido, porque hay un último momento de expresividad que consiste precisamente en la relación entre el final del sonido y el inicio del silencio que le sigue. En ese aspecto la música es un espejo de la vida, porque los dos (sonido y silencio) empiezan y terminan en nada.

Daniel Barenboim - El sonido es vida. El poder de la música. 

en este sentido es productivo pensar el fenómeno específico de la actuación, y preguntarnos:
¿en qué momento empieza la actuación?
¿y de qué modo puede terminar... ?





















miércoles, 24 de mayo de 2017

el espacio escénico puede ser generado a partir de las acciones del actor - Fernando Javier



Ya hacía tiempo que trataba de dilucidar cómo el espacio escénico puede ser generado a partir de las acciones del actor. No un espacio pensado con antelación a los ensayos, sino creado a partir de las acciones. Se me presentaba la imagen de la piedra que cae al agua y genera ondas circulares que se expanden con regularidad. Para mí, al realizar sus acciones, el actor genera una energía espacial que va dando forma al espacio escénico, como si estuviera en el centro de una esfera; así establece, por ejemplo, que ciertas zonas de la escena están en contacto con todo lo que las rodea y ciertas zonas se absorben hacia dentro de sí mismas y permanecen aisladas, que haya zonas iluminadas y otras, no; y estas definiciones espaciales afectan a todos los sistemas de signos, que se pliegan a tales definiciones, las contradicen o juegan con ellas en forma dialéctica.

Fernando Javier, entrevistado en El espacio escénico - Cuadernos del Picadero No. 4.
descarga:
http://editorial.inteatro.gob.ar/cuaderno04.php

martes, 25 de abril de 2017

ética de la caída


nuestra ética es precisamente la ética de la caída. 
let´s stay FALLING in love
(...) 
una minoría japonesa de budistas afirma que el verdadero Nirvana 
en el sentido de superar tu falso yo 
no se logra retirándote hacia adentro de tí mismo 
sino precisamente CAYENDO ENTERO hacia afuera 
que mientras estemos apegados a nuestro yo no estamos listos para 
CAER ENTEROS
si leemos al budismo de esta manera tal vez algo maravilloso pueda pasar

Zizek

martes, 18 de abril de 2017

la tela más gratuita de la araña - Roberto Juarroz



27.
Hay un punto en que la visión del ojo deja de crecer
y comienza a decrecer.
Es el sitio donde se teje la tela más gratuita de la araña,
la que no busca cazar sino cazarse.
Allí está el fruto que se exprime hacia adentro.


Roberto Juarroz
Segunda Poesía Vertical (1963)

martes, 3 de enero de 2017

Stuff - Live at Montreux '76


Stuff - Live at Montreux '76

Stuff Live at Montreux 1976 - Full Concert
-------------------------------------------------------------

Stuff was a New York-based jazz funk band active in the late 1970s and early 1980s. The members were Gordon Edwards (bass), Richard Tee (keyboards), Eric Gale (guitar), Cornell Dupree (guitar), Chris Parker (drums), and later Steve Gadd (drums).

Stuff was a group of session musicians with jazz chops who united under the less-is-more banner of the groove. The result was, in effect, one of the all-time great R&B cover acts through the 1970s. Stuff’s shifting personnel had solidified by the time it played the Montreux Jazz Festival in 1976. On the resulting live DVD and CD, guitarists Cornell Dupree and Eric Gale, keyboardist Richard Tee, bassist Gordon Edwards and drummer Steve Gadd won over a jazz audience by playing instrumental versions of hits by Stevie Wonder, Billy Preston and Earth, Wind & Fire.

01. Foots
02. Signed, Sealed, Delivered I'm Yours
03. The Gadd Solo
04. Stuff's Stuff
05. That's the Way of the World
06. Feelin' Alright
07. Lift Every Voice and Sing
08. Oh Happy Day ft. Odetta
09. Ode to Stuff
10. How Long With It Last
11. Stuff Theme
12. You Are So Beautiful
13. Boogie On Reggae Woman
14. Do It Again

el habla de los cuerpos vivos se efectúa en frases abiertas, no en oraciones



"La frase, unidad con sentido musical, es entendida como tal gestálticamente en virtud de que genera a la vez un punto de cierre y una tensión. Es superior en dimensiones al segmento mínimo, presenta un enunciado más definido, pero éste no es satisfactorio: la frase tiene algo incompleto o suspendido, no se cierra sobre sí misma según la aplicación de la ley de la "buena forma"; su direccionalidad es clara pero no llega a un punto de reposo absoluto.
La sensación de enunciado completo la da la oración (...)" María del Carmen Aguilar - aprender a escuchar

El habla de los cuerpos vivos se efectúa en frases abiertas, no en oraciones. Esto podemos verificarlo inmediatamente si escuchamos con atención la musicalidad del habla coloquial a nuestro alrededor, en el día a día, ya sea que dicho hablar esté o no atravesado por algún tipo de tensión dramática-situacional. 

Cuando alguien habla en enunciados completos, en oraciones que se cierran en sí mismas, que concluyen definitivamente, lo que percibimos sonoramente es la cualidad de una persona que lee o dicta una conferencia, no de alguien que está interactuando espontáneamente con su entorno.

De aquí podemos derivar la cualidad abierta de la frase como una condición mínima de organicidad para la palabra del intérprete.